¡Sensación de estar empeorando en la danza! ¡La mejor señal que puedes tener!

Por muchas veces en nuestra caminada en la danza la impresión de no estar evolucionando o peor, de estar empeorando. Lo gracioso es que la sensación de estagnación es algo a preocuparse, pero cuando sentimos que estamos empeorando es una señal maravillosa, si sabemos interpretarlo de una manera sana y si tenemos paciencia para cosechar sus buenos frutos en un futuro que puede ser breve o no.

Ven conmigo que te ayudo a comprender como puedes estar tranquilo durante esta incómoda fase de nuestra evolución. Si te gusta este contenido, no dejes de compartir con tus amigos para que más personas tengan beneficios con las buenas prácticas de la danza.

APRENDIZAJE

Toda actividad coordinativa es, antes de todo, un proceso neuromuscular. Nuestro cuerpo es una gran red eléctrica, así como el sistema de distribución de energía eléctrica de tu país. Nosotros tenemos un centro de distribución de electrones, un lugar de comando estratégico que identifica los lugares que necesitan energía en aquel momento y ordena su envío, nuestro cerebro es quien hace esta función en nuestro cuerpo. Para que la energía salga del centro de distribución y llegue hasta tu casa, es necesaria todo un cableado que sale del centro y llega hasta tu ciudad y más específicamente en tu casa, las neuronas son los componentes de esta red de cables, nuestros músculos son las ciudades y cada fibra muscular es como si fuera una casa de esta ciudad.

Toda vez que una nueva ciudad necesita de luz es necesario construir una red de cables hasta ella, en nuestro cuerpo esta red ya está construida (ya tenemos neuronas conectando el cerebro a los músculos), pero esta red puede estar inactiva, necesitar de manutención o demandar poca energía. Imagina una ciudad del interior con pocos electrodomésticos en las casas, los habitantes no hacen un uso amplio de ordenadores y la actividad agropecuaria no sea mecanizada y utilice métodos rudimentales. Estas ciudades son los músculos que utilizamos poco, nuestra vida sedentaria en los tiempos actuales no nos estimula, mucho menos nos obliga a utilizar toda nuestra amplia estructura muscular con todas sus espectaculares posibilidades.

Si la población de la pequeña ciudad empezara a comprar y utilizar cada vez más electrodomésticos, informatizara sus centros comerciales y aumentara las horas nocturnas de funcionamiento de todos sus sectores, el ayuntamiento necesitaría preparar la red eléctrica de esta ciudad para que ella consiga suplir a la nueva demanda energética de la población Cuando aprendes movimientos nuevos o técnicas de movimientos nuevas, estás diciendo a tu cerebro para activar y/o dar manutención en la red de neuronas , para que los impulsos eléctricos enviados por el propio cerebro lleguen cada vez más rápido en la fibra muscular ordenando su contracción. Además, el cerebro necesita tiempo para aprender a coordinar el envío correcto de los impulsos en el momento correcto para generar el resultado que esperamos.

POTENCIAL DE CADA TÉCNICA

Cada técnica (lee: ¿Forró tiene técnica? Entiende el término que muchas veces hablamos sin saber) que aprendemos tiene un potencial máximo de performance, cuando no desplazamos la pisada 2 en el forró, por ejemplo, no conseguimos cosechar tantos beneficios como cuando utilizamos esta pisada de manera consciente y estratégicamente. (Lee: Pisada 2 en el forró, la pisada de la agilidad y la más abandonada). O sea, la cantidad de posibilidades y la eficiencia alcanzada al dejar la pisada 2 en el lugar es mucho más limitada en relación a la eficiencia y al abanico de posibilidades alcanzadas al utilizar bien este recurso.

Si me dejan una analogía más, algunas técnicas son como la fundación de una construcción que permite a los ingenieros construir un edificio de 5 pisos, mientras otras técnicas son como una fundación mucho más elaboradas que permite la construcción de un edificio de 10 o más pisos.

SENSACIÓN DE ESTAR EMPEORANDO

Ya comprendimos que nuestro cerebro necesita de tiempo y práctica para asimilar nuevos movimientos o nuevas maneras de hacer un movimiento. Dependiendo del tamaño de la complejidad del movimiento o de la precisión y refinamiento del movimiento, este tiempo probablemente será más grande. Ya entendimos también que las técnicas tienen diferentes potenciales.

Es muy común aprender técnicas con bajo potencial, primero por ser de más fácil asimilación y muchas veces alcanzamos su potencial máximo. Al alcanzar el potencial máximo de alguna técnica, vivenciamos una estagnación y entonces tenemos el interés en aprender técnicas que nos llevarán más allá.

Al desarrollar o ser orientados a ejecutar nuevas técnicas, naturalmente volvemos a los primeros pasos de esta técnica. A nuestro cuerpo le suena raro cada ejecución porque no estamos acostumbrados con aquellas nuevas sensaciones, y es ahí que tenemos la impresión de que estamos empeorando. Es posible que nuestro ingenio realmente esté temporariamente peor, pues el potencial máximo de una técnica o conjunto de técnicas genera un ingenio al bailar, mayor que el ingenio manifestado en las fases iniciales de aprendizaje de técnicas con mayor potencial.

Es como si estuviéramos en el quinto piso de nuestro primer edificio y empezáramos a trabajar en la fundación del segundo edificio. El edificio menor está listo, pero el edificio más alto todavía está en la fase inicial de la construcción. Lo que necesitamos ahora es de paciencia y persistencia porque dentro de algunos días, semanas o meses estaremos experimentando una ascensión a niveles mucho mayores que los que vivenciamos antes. Nuestro nuevo edificio va atingiendo pisos cada vez más altos que el quinto piso.

Este ciclo de aprendizaje es constante, de manera que si tenemos la sensación de empeorar, esperamos que pronto sintamos los placeres de la mejora. Naturalmente lo más avanzado que son los bailarines, más tiempo tardará en cada transición. Entonces trabajar la paciencia y la persistencia es cada vez más fundamental a lo largo de la caminada. Es por eso, también, que es extremadamente perjudicial aprender a mover el cuerpo sin preocuparse en comprender detalles de aquello que estás haciendo.

Hay un momento que el cuerpo no consigue desarrollar porque la cabeza no consigue procesar todo lo que está pasando durante la danza. La danza a dos también tiene estrategia, raciocinio lógico, y capacidad de interpretar señales y reaccionar a situaciones inesperadas. El bailarín que tiene apenas el cuerpo entrenado no consigue lidiar de manera eficiente con aquello que no fue previsto.

Y SI LA SENSACIÓN DE ESTAR EMPEORANDO NO PASA

Si la sensación no pasa, puedes haber elegido trabajar una nueva técnica con el potencial inferior a tu técnica anterior. Esto es muy común en los casos de las personas que buscar desarrollarse sin orientación o en los casos de personas mal orientadas.

Orientación de calidad hace mucha diferencia en tu evolución y en el no desperdicio de tu tiempo y esfuerzo. Entrenar por entrenar no es la solución, volumen de práctica sin calidad y sin consciencia puede literalmente hacernos retroceder.

Es muy común alumnos de una buena escuela, con las ganas de ayudar a un colega menos avanzado a desarrollarse, compartir algo que aprendieron, en el momento equivocado a aquella persona, que todavía no está preparada para comprender aquello. Es común también compartir técnicas de bajo potencial. La falta de experiencia en saber cuál es el real potencial de la técnica que están enseñando puede acabar perjudicando es desarrollo del colega.

Si la sensación no pasa, busca estudiar fuentes confiables y consulta buenos profesionales y/o buenas escuelas.

SENSACIÓN DE ESTAGNACIÓN

Esta sí es una situación más preocupante. Cuando todo lo que haces, parece familiar y seguro, principalmente cuando estás en una clase para aprender algo, es una señal de que en realidad no estás aprendiendo nada. Todo lo que es nuevo genera una sensación inicial de malestar. La ausencia de este malestar nos da la impresión de que ya estamos buenos y que conseguimos asimilar rápidamente las novedades, cuando en realidad hay una gran posibilidad de que no estés aprovechando de hecho la evolución que aquella clase podría darte.

La sensación de estagnación más molesta es aquella ya dicha en los tópicos arriba, cuando alcanzamos el potencial máximo del conjunto de técnicas que estamos utilizando para bailar. No importa lo fuerte que entrenamos, si no buscamos mejorar la manera que hacemos cada elemento, estaremos siempre condenados a tener apenas más de lo mismo.

Otra razón de estagnación también ya fue prevista, cuando el cuerpo y la consciencia no están en niveles próximos. Para eso tenemos dos situaciones obvia, ambas muy comunes. La primera es cuando el cuerpo está delante de la consciencia, pasa con practicantes sin orientación que apenas salen para bailar (que esté muy claro que no hay ningún problema en apenas salir para bailar, solo no es posible esperar grandes y rápidas evoluciones en la calidad técnica de tu danza de esta manera). Pasa también con practicantes de escuelas, que no ponen atención a lo que dicen los profes. Apenas observan los formatos y movimientos presentados e intentan hacer sin aprovechar los consejos y observaciones de los profesionales.

La segunda situación es cuando la cabeza está adelante del cuerpo. Pasa mucho en escuelas que apenas enseñan movimientos y no ofrecen un tiempo apropiado  de práctica a los alumnos. O con alumnos de escuelas que tienen una buena oferta de práctica, que se esfuerzan y se interesan, pero apenas a la hora de la explicación de los movimientos. Habrá un gran acúmulo de informaciones que no se encontrarán en la práctica, ni su confirmación ni su consolidación.

CONCLUSIÓN

La sensación de estar empeorando no es una gran villana, es apenas una parte natural del proceso de aprendizaje saludable. Para tener la seguridad de que estas “empeoras” sean benéficas, y para que no tengamos la sensación de estagnación es fundamental buscar orientación calificada.

¡Espero que os guste el texto! Este tema fue sugerencia de lectores del blog y soy muy grato por la indicación de este tema que tiene relevancia constante en la caminada de los bailarines. Pido que me ayuden a compartir esta materia y pido también que me envíen cada vez más temas que les gustaría leer y estudiar.

¡Si necesitas más informaciones o sugerencias no dejes de contactarnos! Está también la invitación para visitarme en una de mis escuelas en Belo Horizonte o alguna unidad de la red de enseñanza que me hace cada día más realizado, Pé Descalço (BH, São Paulo, Santo André, Niterói, Juiz de Fora, Contagem y Londres).

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s